miércoles, 14 de junio de 2017

EL SÍNDROME DE LA AUTO-LESIÓN POLICIAL



Existe en España una extraña enfermedad que debería ser investigada por la Organización Mundial de la Salud. 

Sus efectos son ciertamente extraños.

Se trata de un Síndrome que se suele dar siempre en comisarías. Es el llamado síndrome de la auto-lesión. El hecho de que no exista fuera de las comisarías, puede deberse a algún tipo de infección vírica, algún patógeno que hay en estos lugares.

Probablemente, debido a que por recortes de gastos, no desinfecten adecuadamente estos locales.

El paciente, debido al stress al que es sometido al estar rodeado de funcionarios de policía en un calabozo, experimenta una serie de reacciones químicas suicidas y masoquistas en su cerebro, que le llevan a golpearse a sí mismo, a base de puñetazos y cabezazos contra las paredes, produciendo en él una serie de enigmáticos hematomas e hinchazones que cubren todo su rostro. En estos casos se recomienda administrar Paracetamol para rebajar las dosis de dolor.

Cuando dicho síndrome es advertido, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, por orden del ministerio del Interior y para garantizar nuestra seguridad, tienen la orden de intervención que consiste en aplicar selectiva y gradualmente una serie de masajes con la herramienta reglamentaria a tal efecto (material de policarbonato) para así sedar al paciente sometido a dicho síndrome.


Aquí observamos una foto en la cual el paciente es sometido a su tratamiento por parte de nuestras queridas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, para intentar frenar los efectos del síndrome de la autolesión.





Cuando el síndrome llega a sus máximos extremos, y los métodos oficiales para intentar sedar al paciente son ineficaces, se suele producir en dicho paciente una serie de espasmos, que pueden producirle paro cardíaco. Como vemos, esta patología, ha conducido a la muerte a varios pacientes.


El método más eficaz para combatir estos casos, y así evitar que el paciente se siga auto-lesionando, suele ser el de colocar en la caja torácica la rodilla de forma suave y firme, siempre que el funcionario esté autorizado por el Estado. El peso ayuda a que el paciente deje de respirar y así poder calmarlo definitivamente. Aunque como vemos tiene ciertos efectos secundarios, no siempre positivos para el afectado.

Esperemos que el gobierno del honrado Sr. Rajoy, así como el gobierno del señor Puigdemont, pueda informarnos de a qué es debido dicho síndrome infeccioso.

Me parece una verguenza que con los impuestos que pagamos, las comisarías no estén desinfectadas de bacterias, para garantizar la salud de los detenidos. Quizás habría que iniciar una petición en Change.org o concienciar a los periodistas de que hablen de este Síndrome en los telediarios. Que en Junio la gente va a la playa, ya lo sabemos. Es una noticia gastada.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

ICETA, GAY DEL PSC, EXIGE QUE SE PUEDA INSULTAR A LAS RELIGIONES

https://okdiario.com/espana/2017/11/22/psc-defiende-ofensas-religion-consideren-libertad-critica-salgan-gratis-penalmente-1536526 Iceta de...