domingo, 25 de febrero de 2018

LA CULTURA DEL TRABAJO

No he venido al mundo para ser productivo, porque no soy un esclavo, ¿entendéis?

Como peli no me gusta, pero tiene un par de escenas con buenas frases...



Verdades como puños.

2 comentarios:

  1. Esto es lo que pasa cuando dejas de trabajar para COMER y empiezas a trabajar para ganar DINERO.El dinero (aparte de no valer nada y ser un simple título canjeable de deuda) es siempre propiedad del ESTADO,aunque al vivir bajo un sistema ultracapitalista,es propiedad de un grupúsculo de usureros mundialistas que tienen pillado al BCE por las pelotas.

    ResponderEliminar
  2. Y por cierto,se me olvidaba un apunte importante,existe una gran diferencia entre trabajo y empleo.En el primero tú mismo eres tu propia productividad,comes del fruto de tu trabajo y la supervivencia es tu motivación (nadie está obligado a mantenerte),por lo que te acabas profesionalizando y hasta encuentras gratificantes tus esfuerzos.El "empleo" no tiene por qué ser trabajo,sino dejarse UTILIZAR por tus superiores de cara a aportar funcionalidad,solvencia y funcionamiento con tu vida y tu tiempo al sistema,estar medio día ante una pantalla tecleando durante las 3/4 partes de tu vida a cambio de un salario cada vez más penoso no es trabajo,sino una nueva forma de esclavitud,totalmente legal bajo contrato eso sí,con "derecho a huelga" donde los perjudicados son tus compañeros y todo aquel que no sea tu jefe.En los trabajos de antaño había gremios y oficios que a veces se transmitían de generación en generación junto con la cultura,en los actuales no hay NADA,en los sistemas de formación solo te enseñan a no pensar,a obedecer a tu jefe y a no ahorrar ese dinero gastándotelo en drogas y distracciones pera poder aguantar ere nefasto ritmo de "vida".

    ResponderEliminar

PEDRO SANCHEZ, EL PRESIDENTE MÁS PELIGROSO DE TODOS

Un personaje realmente siniestro, plagiador, sinverguenza, mentiroso, amenaza a la prensa que no le hace la pelota, golpista y que aprobará ...